Fufo, una acogida especial

Fufo entró en nuestras vidas hace ya 3 semanas….Un día que fuí al Jardinet lo ví en uno de los box, era uno de tantos casos de abandonos, pero él con el agravante de ser muy mayor (15años), sordo, tener insuficiencia renal e hipertiroidismo y una deformidad en la pata debido a una caída que nunca curaron. Daba vueltas sobre sí mismo, se daba cabezazos contra la puerta del box y bufaba cómo un loco..era complicado acercarse a él porque imponía mucho su carácter, pero, no me preguntéis por qué, pero detrás de toda aquella agresividad vi unas ganas terribles de volver a ser querido y en sus golpes contra la puerta del box, un intento de acercamiento…un “acaríciame”. Me fuí a casa con el corazón encogido y dándole vueltas a la cabeza.

Le expliqué lo vivido a mi hijo, Iván, que rápidamente me contestó….”Mamá, no te vuelvas loca, que ya tenemos en casa 4 gatos” (menos mal que él es la cordura, jejejejeje), pero mi intención no era adoptarlo, verdaderamente no podíamos hacerlo, era sacarlo del box y darle otra oportunidad de rehacerse y de encontrar una nueva casa de adopción para él.

Aquel fín de semana era el “Segon Taller de Cuina Vegana del Jardinet” y lo hablé con Zaraida…sacarlo del box y recuperarlo…y el mecanismo jardinetero de casas de acollida se puso en marcha, no sin antes decirle a Iván “ven al Jardinet, lo ves y entenderás por qué lo quiero hacer, y si decides que no, lo respetaré y volveremos a casa sin él”, sobra decir que Iván al ver a Fufo en el box, aceptó sin el menor reparo.

Llegamos a casa y mis 4 gatos se fueron acercando a él que estaba en el transportín, uno a uno, Brook y Bekam, lo olieron y pasaron de él, Kiara, lo vió de lejos y Llum a la que cariñosamente llamamos “la pitbull” porque es muy vigilante, en su línea le bufó y en cuánto salió del transportín le dió un bofetón (sin uñas) para indicarle quién mandaba allí.

Fufo es un bufador nato, cada vez menos, pero cuándo se encuentra con alguno de los felinos de la casa, aunque estén acostados, les bufa, sin agresividad, pero les bufa y ellos se lo miran con cara de…”pero que tío más cansinooooooo”. Creo que el hecho de ser sordo hace que bufe más como un mecanismo de defensa. Se que no me oye, pero muchas veces me sorprendo llamándolo o hablándole, mientras le pongo la latita para la medicación o viene a buscar caricias, porque del Fufo del box, no queda NADA. Se ha convertido en un viejete bufador, cariñoso, al que le encanta el agua, le vuelve loco las latitas Gourmet y le encanta que lo mimen, lo soben y le besen (vamos como a todo el mundo!!!).

Vivir con Fufo me está enseñando lo que son las ganas de volver a tener una oportunidad, de tirar hacia adelante a pesar de que te han decepcionado (por ello se enfadó conmigo cuando tuvo que estar 24h en el veterinario…durante el día entero en que volvió a casa  se dejaba querer, pero el tío se mostraba inflexible conmigo, imagino que se pensaría que le habían vuelto a abandonar..). He aprendido que el agradecimiento es tan animal como humano y cada vez que viene a saludarme, a buscar y dar caricias, cada vez que me miro en sus preciosos ojos azules (que nunca consigo que salgan igual de bonitos en las fotos), sé que hicimos lo correcto sacándolo del box y que cuándo finalmente llegue el fín de la acogida, lloraré como una niña, espero que de alegría, porque la persona o familia que adopte a Fufo, se llevará no tan solo un gran gato, sino un fantástico compañero de vida, el tiempo que le quede.

Gracias desde aquí a la gran colaboración de mis pequeñuelos de 4 patas: Brook, Bekam, Llum y Kiara, sin cuya colaboración, paciencia y algún que otro bufido no hubiera sido posible la adaptación y recuperación tan rápida de Fufo y, por supuesto a mi hijo Iván, que  haciéndose el duro, ayuda y adora al viejete sexi, Fufo.

Rosa Rodríguez, casa de acogida de Fufo y miembro activo de eJdG

ADOPTA A FUFO!

Anuncios

4 comentarios to “Fufo, una acogida especial”

  1. Victoria Says:

    Ufff… me he emocionado…..

  2. laura angela lopez Says:

    me encanta es precioso yo tengo a una gata blanca sorda como el y al principio si no te olia antes de acercarte a ella te atacaba y se ponia a la defensiba, es su manera de protegerse , ahora ya sabe que en casa no la pasa nada, sabemos que es mejor que nos vea llegar para que no se asuste y convive con 19 gatos mas sin problemas .. creo que incluso es mas feliz ajena al mundanal ruido de la calle, la adoramos, ojala que bufo tenga suerte y encunetre un hogar donde comprendan que un gato de 15 años les puede aportar muchas cosas , y que su amor es incondicional .

    suerte bufo

  3. […] Hemos reído en ferias, talleres y charlas…y nos hemos estremecido ante casos como los de Fufo… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: