Mi vida en El Jardinet dels Gats por Désireé Moya

¡Estamos muy emocionados! Una de nuestras voluntarias, Désireé Moya, ha querido compartir con todos nosotros su experiencia como voluntaria en El Jardinet dels Gats. Ha escrito un relato magnífico, tierno, dulce, lleno de amor y de lucha basado en su propia experiencia dentro de la entidad. Y queremos compartirlo con todos vosotros porque seguro que este relato despertará más de una conciencia.

¡¡Gracias Désireé por tus palabras, tu sacrificio, tu trabajo diario, tu amor incondicional y tu fuerza!!

El Jardinet dels Gats

Mi vida en El Jardinet dels Gats por Désireé Moya:

“Yo siempre pensé que era persona más de perros que de gatos, hasta que llegué al Jardinet. Recuerdo un día de verano, paseando con mi padre, yo siempre había pasado por ahí, pero nunca me había parado a mirar, pero ese día algo me llamó la atención, ella:

Ella es Perla. Aquel dia, Albert, uno de los voluntarios, estaba agachado debajo de un banco, dando de comer con la cuchara a esta gatita. Perla había sido abandonada, y una vez había llegado al Jardinet, no queria salir de ese cilindro que era su escondite. Tardó meses.

Ese agosto yo había tenido la peor perdida de mi vida hasta entonces, mi perro, Tro, de 12 años, había muerto de cáncer de higado y yo no conseguía recuperarme del golpe. Dicen que tu primera mascota es la que nunca olvidas, y yo no podia pasar página. En septiembre, mis padres decidieron regalarme para mi cumpleaños el apadrinamiento de Bobo. Apadrinar en el Jardinet es muy simple y realmente es una forma de colaborar sin que lo notes demasiado economicamente.

 Bobo era simplemente precioso, yo ya había conocido otros gatos, pero nunca me habían interesado demasiado, hasta que le conocí a él. Bobo tenía esa carita de gato bueno, de gato que no merece una vida tan triste, realmente ninguno de los gatos del Jardinet lo merece, pero lamentablemente, eso no es una premisa que cambie la situación de estos animales, por eso exisitimos. Bobo me tocó el corazón. Y decidí hacerme voluntaria.

Los dias pasaban y yo cada dia era más feliz en el Jardinet, además en diciembre llegó a casa Pandora, el nuevo amor de mi vida, y conseguí poco a poco, empezar a salir de la tristeza. Veía gatos pasar, entraban, salían, grandes, pequeños… casos que mi cabeza no podia entender, como el de Heroi, que vivia en una casa con una mujer enferma de síndrome de diogenes; Fufo, un gato de 15 años con hipertiroidismo, que nos dejaron en un estado absolutamente lamentable; gatos con la piel literalmente devorada por las pulgas, tan delgados que parecían translúcidos, aterrorizados, desengañados con su humano, temerosos de dejarse querer. Casos de gatos como Egipci, que se convirtió en el rey del Jardinet o como Gizmo, abandonado en una nevera de playa…. cosas que realmente nunca imaginas hasta que no las ves.

La mayoria de estos gatos conciben el Jardinet, GRACIAS A DIOS Y AL TRABAJO QUE LA ORGANIZACIÓN HACE, como un lugar de tránsito; desde la organización intentamos que tengan la segunda oportunidad que se merecen, encontrandoles un lugar donde les quieran y  sean realmente felices y bien tratados.

Desgraciadamente tambien està el sector de “los gatos del Jardinet”, aquellos que se han quedado en ese pequeño jardín y que seguramente, se quedarán para siempre, porque han hecho de el su hogar. Gatos que lo han pasado tan mal, que ya no volverán a confiar nunca en nuestra especie, aunque se mueran de ganas por una caricia, como Vaca, Bolo, Miko, Mad, Pixie o Pony, entre otros.

Poco a poco me he ido integrando más en la organización, ahora formo parte del equipo de veterinarios y ayudo con una acogida, hago todo lo que puedo con el tiempo que me queda, intento ir a todas las ferias que organizamos para sacar dinero para los gatos, porque todo lo que hacemos lo hacemos por y para ellos.

Hace poco llegó a mi vida ella:

Ella es Pru, es una gata carey positiva en inmunodeficiencia felina. Es la primera vida que salvo. Mi hermana y yo pasamos tres días buscandola porque sabiamos que estaba abandonada, la encontramos y gracias al Jardinet ahora podrá tener una segunda oportunidad.

Igual que él:

Mi rubio. Pumuki, positivo en leucemia felina, recibe visitas mias dos o tres veces por semana, a la espera de una casa para él.

Realmente, me apetecía escribir esta nota, porque gracias a esta asociación mi vida ha cambiado, colaborar con ellos y vivir esta experiencia es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, no solo los gatos, sino la gente es maravillosa y, aunque no todos compartimos los mismos principos, nuestro fin siempre es el del bienestar del gato. Sé que hay gente que no puede entenderme y seguramente no lo hará nunca, porque obviamente no todos pensamos igual, pero honestamente me da igual, me siento plena pudiendo ayudar a estos gatos, formando parte de su vida, viendo que tienen otra oportunidad y dándoles todo el amor que tengo.

El ser humano cada dia es más materialista, más frío y más calculador… más egoista. Vivimos en un mundo donde sólo nos importa si el vecino sube demasiado la música, si fulanito tiene tal o fulanito tiene cual… cosas que realmente pasan, este tipo de sociedad en la que vivimos enseña al ser humano a ser cruel y a tratar a aquel que no se puede expresar de forma despreciativa e incluso descargando la ira contra el ser indefenso.

Por eso los motores de El Jardinet dels Gats, siempre están en marcha, porque la gente no deja de abandonar gatos, no dejan de concebir que en el momento en que molesta, se pueden deshacer de ellos, no se preocupan por el estado en que podrán estar los que antes habían sido sus mascotas.

Muchas veces, me siento tan frustrada con las situaciones de los mininos, mis sentimientos son tan encontrados con ellos, que me gustaria encontrarme al que lo abandonó, para preguntarle como hace para vivir sin consciencia, como se puede vivir un dia de lluvia sabiendo que el que era tu gato se estará mojando, como se puede levantar cada mañana sabiendo que el que era su gato está en algun callejon muriendo de hambre.

Me vienen recuerdos como el de Maurice, un gato que pasó tres días sobre un cartón, inmóvil, con la esperanza de que lo vendrían a buscar. La gente no tiene corazón. Y el mio encuentra la esperanza que necesita para seguir creyendo en la raza humana en el Jardinet dels Gats.

Respecto a los gatos de los que os he hablado, os comentaré sus situaciones actuales: Perla es feliz en su casa de adopción, igual que Heroi, Maurice i Gizmo. Egipci, Pumuki y Pru viven en una casa de acogida, a la espera de encontrar un hogar definitivo. Bobo murió el 22 de agosto de un fallo renal y Fufo, con 15 años, falleció poco después… por suerte, ambos conocieron un hogar donde se les dio el amor que siempre habian esperado.

Los “Gatos del Jardinet” siguen allí, esperándonos, cada día, a que el maravilloso equipo humano que formamos los voluntarios vayamos a visitarles. Nuestra asociación nunca desvela su localización para evitar el abandono masivo en nuestras puertas (cosa que ya ha pasado).”

Désireé Moya

Anuncios

3 comentarios to “Mi vida en El Jardinet dels Gats por Désireé Moya”

  1. Desi, que bonic, molts voluntaris ens semtim identificats amb el teu relat. Felicitats¡¡ Per cert jo també vaig tenir un gos que es deie Tro i me l´estimaba moltissim era molt bo, pobret, el vaig recollir del carrer un dia de pluja….. i la seva mort també em va marcar molt.

  2. Tendre, emotiu i realista, gracies Desi per compartir amb tots nosaltes que n’es d’important el Jardinet per tu i per a molts que s’han sentit reflectits en les teves paraules.
    I sobretot que en son d’importants tots aquests peluts a les nostres vides i nosaltres a les seves!

  3. Mi vida en el Jardinet también empezó cuando se rompió en mil pedazos mi corazón al perder a mi niña peluda Nela…. y también encontré en el Jardinet esperanza…. Muchas gracias Desi porque has puesto palabras a los sentimientos que tenemos los voluntarios!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: