Mi gata no se deja tocar

Efectivamente, mi gata no se deja tocar, pero no solo no se deja tocar sino que no la puedes ni mirar directamente a los ojos, sale despavorida aunque este sumergida en el sueño más profundo.
La miro y pienso en lo suave que debe ser su tripita, en lo que me gustaría que durmiera conmigo y que supiera lo feliz que me hace que esté aquí con nosotros.
Un día mientras caía una tromba de agua, como hacía meses que no caía, la veía mientras miraba a través de la ventana, le gusta mirar la lluvia caer. Entonces entendí algo, algo importante. Me da igual que no se deje tocar, que no confíe en nosotros por muchos esfuerzos y sobornos alimenticios que le demos, quiero que esté a salvo, que viva tranquila, adoptada, en lo que desde el día que llegó es su casa.
Todos queremos tener un gato cariñoso que nos despierte por las mañanas y nos haga carantoñas y juegos graciosos, pero…que pasa si no se deja tocar? que pasa si su pasado nos es incierto y ella no se fía de nadie? que hacemos con ella?
No podemos juzgarla, no sabemos que le pasó antes de rescatarla, antes de estar en la protectora, antes que El Jardinet dels gats la sacase de la inmundicia que supone vivir entre las rocas.
Mi gata no se deja tocar y me da exactamente igual, creo que adoptar no lleva implícita “la palmadita en la espalda” ni el ganarte el favor de nadie, lo único que lleva implícito es el echo de salvar una vida. A mi me vale con verla dormir a pata suelta en cualquier parte de mi casa, me vale con verla jugar con mis otros gatos que la quieren lo mismo que yo.
Es triste pensar que en una “cosmopolita” Barcelona nos encontremos con casos tan tremendos.
Mi gata no se deja tocar, solo conserva un diente y tiene un herpes crónico en los ojos… pero la quiero tanto..
La quiero por lo que es y por lo que representa para mi, no la quiero por lo que me gustaría que fuera, como en las buenas amistades. Me gusta mirarla como duerme y pensar que salio de la protectora, que salió del calle, que ahora ve la lluvia caer a través de una ventana y que ya no moja su piel. A mi, con eso, me vale.

DSC_0005

 

Anuncios

54 comentarios to “Mi gata no se deja tocar”

  1. Paloma Ramos Says:

    Que preciosidad

  2. Cuidado con no dejarse tocar por miedo, o no dejarse tocar porque es un gato semisalvaje donde su hogar es el territorio en la calle en colonias controladas.

    • Eso mismo iba a decir yo, cuidado con la diferencia, porque si es asilvestrada sólo tienes una gata resignada, pero no feliz.

      • ¿Quien lo sabe? Cuando hay llueve dudo mucho que mira fijamente fuera con ganas de volver a la calle. La historia es una preciosidad, y buen lección.

      • Indignada Says:

        Reme tú eres gilipollas perdona que te lo diga. De verdad piensas que un gato, por muy asilvestrado que esté, prefiere la calle a una casa? Debes de ser de la clase de gentuza que piensa que los gatos solo sirven para cazar ratones no? Ponte en su lugar y luego me cuentas. Subnormal!!

    • Indignada Says:

      Lo que yo decía, subnormal profunda

      • Perdona chica pero no entiendo tu comentario fuera de lugar y sin respeto.. No creo q este sea simplemente un caso de gato asilvestrado pero si creo q hay gatos que prefieren la calle a casas donde no pueden salir ni a un jardin.. Yo tuve uno q recogi muy bebe y montaba pollos cada dia porq queria salir a la calle.. Le tenia q poner correa y llevarle conmigo al monte y a parques… Cuando me mude a una casa empezo a salir despues de un tiempo.. Y no habia forma de dejarle en casa porq solo lloraba y se quedaba como loco intentando escapar.. Era un gato cariñoso y confiado y jugaba un huevo con los perros.. Pero necesitaba salir y estar en la calle.. Hizo amigos callejeros q le venian a buscar a casa y salia con ellos.. Y le gustaba cazar.. No usaba la arena en casa.. Se buscaba la vida… Y yo muy a mi pesar porq suponia vivir siempre preocupada tuve que respetarle y dejarle hacer su vida..
        Todos los otros gatos han vivido en casa tranquilos… Por eso te digo que cada gato es un mundo.. Y no podemos pensar y esperar q todos quieran vivir encerrados en un piso durante muchos años..
        Yo he incluso rescatado perros que dias mas tarde han escapado y me los encontraba en la calle.. Me acompañaban en mi paseo y luego se iban a vivir su vida…

  3. Eres maravillosa

  4. Algún día te dará una sorpresa, posiblemente cuando más la necesites. A mi me sucedió y comprendí que ellos tienen muy claro quienes son sus protectores, sus amigos, su família… y que no viven ‘ausentes’ de lo que les rodea.
    Y tienes razón : debemos permitir que aquellos a quienes queremos sean coo son, y no como nosotros querríamos. A mi también me vale. Felicidades por ser así. =^.^=

  5. Patricia Ferrandez Says:

    Mi gata lleva desde el 31 de agosto con nosotros. Los primeros 4 días no la vimos, literalmente. Nos pasábamos ratos.sentados en el sofá, en silencio, esperando que saliera.
    Cuando salió, al cabo de un mes… Siempre que nos veía huía, se escondía.
    Hemos hecho muchísimos progresos con ella: come delante nuestro; se tumba, relajada, a tan solo 2 metros de nosotros; es capaz de darme la espalda (lo que significa q sabe q no es necesario estar alerta conmigo)… Incluso un dia SE DURMIÓ EN MI REGAZO! Pero, eso sí, a la q moví el brazo se fue corriendo.
    La quiero con locura. Me desprende una ternura especial… Y me siento halagada por tener su confianza. Esas son sus caricias.
    La gente piensa que es boba. Yo pienso que es mi princesa, y no necesito nada más que echar la vista atrás para ver cómo llegó a casa (una voluntaria de SPAM se asombró de que siguiera viva cuando la llevé, dos meses después de adoptarla, para esterilizarla), tanto física como psicológicamente, y cómo está ahora.
    Si algún día quiere que la acaricie con las manos, que se acerque… Pero nosotros (mi marido, el perro y el otro gato) llevamos acariciándola con el corazón desde el día que llegó!

    • Maria Antònia Says:

      A mi me pasa igual. Mi pequeña Pelos tiene tanto pánico que me da pena el verla. La tengo desde mayo, ya hace casi 9 meses. He conseguido que cuando les doy latita por la noche se acerque a comer ( a veces les doy más veces, así la beso alguna vez más) También 1 día se durmió encima de mí…y salió volando cuando vino mi hijo a verla. Se lleva bien con su hermanita ( es cojita y una sinvergüenza y algo miedosa tambíen) y con mi otra gatita Roa….ella la lame y ella se deja. Aparte de esto, cualquier ruido la lleva a esconderse con cara de pánico.
      Y sí, la queremos y celebramos los progresos que ha hecho, cosa que la gente que viene no se puede creer, ya que no la han visto nunca….
      Un beso!

    • Mi gatita de dos meses no se deja acariciar y yo la respeto, la Salve ya que tenía un problema muy fuerte en los pulmones tomó dos semanas en mejorar y ahora está fuera de peligro pero aún no me tiene tanta confianza.

  6. Yo cuando aun vivia con mis padres ( ahora hará ya casi 3 años que me independicé ) cogímos un gatito de la calle, que siempre ha sido muy miedoso. Con nosotros desde el principio no tuvo problemas y tenía total confianza, pero cada vez que se presentaba alguna visita ya no aparecía hasta que la misma se había ido, y se quedaba escondido debajo de alguna cama o detrás del sofa… como mucho, si la visita se quedaba mucho rato, a veces se asomaba a bastante distancia, para observar, pero al mínimo movimiento volvía a esconderse.
    A dia de hoy sigue haciendo exactamente lo mismo, y sigue escondiendose cada vez que alguien que no sea de los que viven en esa casa, se presenta. Pero para mi sorpresa ( tanto que dicen de los gatos y si son cariñosos o no ) cada vez que voy de visita a casa de mis padres, en cuanto han pasado unos minutos desde que estoy en casa y me esucha, enseguida sale, me maulla, se roza y si me siento en la cama a hablar con mi madre o algo, se tumba al lado y se estira para que lo acaricie. Sé que es una tonteria pero para mi es un detalle enorme y sabiendo como es, que sepa reconocerme y me demuestre que sigue confiando en mi porque sabe quien soy. Y bueno, solo quería compartirlo porque adoro los gatos, los animales en general y este detalle desde que me pasó por primera vez, me dejo sorprendido y a la vez agradecido a ese gato, que me demuestra que no solo él me importa a mi, sino que yo también a él 🙂

  7. Mi gato es muy parecido a la tuya, yo lo cogí de la calle cuando tenía 3 meses. Aún con 4 años no se deja tocar mucho y no es cariñoso. Al principio me molestaba porque a mi me encanta darle besitos y abrazarlo pero con el tiempo aprendí a aceptarlo y a quererlo tal como es. A parte de su pasado, igual que cada persona es un mundo un gato u otro animal también. Gracias por compartir! Muy bello tu texto.

  8. Q vida y peligros horribles habrá pasado. Causados no por animales sino por el hombre. Su mejor defensa era alejarse de humanos. Tal vez pasado mucho tiempo de evaluarte, vea q no eres como los otros humanos q la atormentaron. Por ahora es feliz en tu casa, pero aún no t deja tocarla. Aprenderá a confiar en tí.Tendrá q aprender porque parece q nunca lo experimentó, pobrecita. Gracias por tener esa hijita y amarla.

  9. La última gata que llegó a casa tampoco se dejaba tocar, al principio era pánico (aún no sabíamos si era casera pero por circunstancias no podía volver donde nació)… tampoco soportaba las miradas… pero llegó un momento en que necesitaba sentirse mimada y ahora un año después es una gata que le encantan los mimos a todas horas y duerme siempre a mi lado.
    Mucha paciencia, quizá llegue el momento, pero aunque no llegue nunca ella estoy segura de que se siente agradecida de poder vivir en paz y es feliz.

  10. Precioso tu relato, triste porque no deberían de pasar esas cosas y enhorabuena por ser como eres

  11. Precioso tu relato, triste porque no deberían de pasar esas cosas y enhorabuena pior ser como eres, quizás un día te lleves una grata sorpresa, los gatos son especiales y creo que la tuya más

  12. Hola, yo tambien tengo una gata que no se deja tocar. En su caso yo si se que teniendo menos de un mes la metieron en una jaula de conejos para “amansarla” por lo bonita que era toda gris. Una compañera mia del trabajo la liberó de la jaula sin esperanzas de que sobreviviera. Ella salió corriendo como pudo y un par de semanas más tarde la vio aparecer por el terreno de su casa junto a su madre. Me la dio una semana mas tarde, con 3 meses y pesando solo 600 gramos. Estaba sana aunque en los huesos, ahora tiene 10 meses y esta preciosa. Nos va persiguiendo por casa y hasta se sube a la cama con nosotros alli, pero si intentas tocarla huye. Y en el vete se deja hacer de todo sin quejarse de lo muerta de miedo que esta. Tenemos la esperanza de que algun dia se atreva a aceptar los mimos que tenemos para ella, pero estamos felices por haber conseguido que viviera!!

  13. Jose Bonet Says:

    Precioso! Asi es, se trata de salvar una vida y no, que esta sea como nosotros queremos que sea. Yo acabo de recoger una gatita preñada de la calle,lleva un mes en casa, salimos al portal a tomar el aire y no se mueve de mi lado. Que mas me da si es mas o menos cariñosa? Su eleccion es estar conmigo y eso me emociona. Un abrazo y mucha suerte.

    • Tu historia me ha hecho llorar. Me ha emocionado mucho y me ha removido por dentro xq tienes razón. Yo hace poco tb he adoptado un gato de 5 meses que no se deja acariciar, que sale huyendo si me acerco e incluso bufa, y hasta leer tu relato pensaba que se le pasaría, que olvidaría lo que ha sufrido y me dejaría darle mimos, pero estoy comprendiendo q tal vez eso nunca pase y me da mucha tristeza. Pero no puedo pretender q sea como yo quiero q sea. Pero me da mucha pena.
      Muchas gracias.

  14. Yo sé tb q es eso.Mi gata lleva ya 7 años con nosotros.Ella y su hermano aparecieron de chiquitines por mi barrio.A el le pegaban otros gatos y una noche se subió a un arbol y se tiró dos dias ahi maullano.Desesperada llame a los bomberos que por cierto najo4 delanguerazo q le echaron y me lo subi a casa.Ella se quedó allí solita como una bolita de pelo.Anime a mi amiga para que se la quedara y con una jaula trampa conseguimos cogerla.A los dos dias me dijo q estaba detras del wc dia y noche escondida, así q decidi q estaria mejor conmigo y su hermano.No sabéis cual fue la emoción q vivi en ese momento en el q me dije q nunca mas iba a sufrir ni irse a ningun otro lugar.Segun salio transporton corrio hacia el y lo lamio…Han pasado 7 años, vive feliz pero no se deja tocar…a mi me permite sentarme en la cama mientras ella duerme ahi, a mi hija y marido no..y como bien dices, es mi vida y es mi miedo pq a veces pienso en una emergencia de salir de casa y no podria nunca dejarla ahi…ir al vete es una caceria para conseguir cogerla y eso si, una vez alli mansa, es mi unico momento de poder acariciarla su pelo largo negro y suave…

  15. A mi gata la adopté hace un mes, es una gata vieja, imagino tendrá unos 8 años… huye si la quieres tocar o la miras mucho; ni hablar si la quieres tocar! A mi esposo ya lo rasjuñó! Ayer se fue a pasear por que como ha sido callejera de feria no se le puede negar la inspección del patio. La tuve en casa lo que mas pude pero a puto maullido me convenció.
    Ayer como nunca se fue todo el día, pasó la noche y no volvió, en lo que estoy leyendo tu columna escucho un maullido, es ella. Volvió :).
    Saludos

  16. Pues mi gata lleva 6 meses conmigo y tampoco se deja tocar. Y me da muchisima rabia. Pero mucha.

  17. Yo la traje hace 6 meses. Y es raro porke esta no a estado en la calle. Estaba en otra casa. Es muy miedosa. En 6 meses he co seguido que juegue conmigo con el plumero y que chupe la malta de mi mano. Pero nada mas. En cuanto hago un movimiento se espanta. Solo se acerca si estoy tumbada en la cama. Y maulla como llamandome. Entonces le hablo y me mira. Parece como si quisiera estar conmigo pero me tiene miedo. De dia esta escondida. Si esta tumbada en su choco y me acerco o ando alrededor enseguida se mete debajo de la cama. Alguna vez dandole comida con la mano he intentado tocarla y me a pegado un zarpazo y un bufido con cara de muy mala leche. Es por eso que ya ni lo intento. No se si algun dia se acercará ella o simplemente nunca lo hará pero me desanima pensar que nunca jamás se dejará tocar.

  18. Por favor es muy importante distinguir miedo (casi siempre reahabilitable) y ser gato/a asilvestrada, es decir territorial, los que no necesitan contacto humano porque ya vienen de generaciones nacidas en la calle, vamos los gatos ferales, los que su territorio es su zona (y su calidad de vida pasa por alimento y esterilización), estos gatos en una casa, sólo se resignan, pero nunca serán felices.

  19. Yo tengo uno, el mayor de ahora, que es casi lo mismo. Lo cogí como de 6 meses de una colonia de las que esterilizaba, y siempre ha sido asustón; a mí no se me acerca más que cuando estoy en la cama (como a Dina), y no hay manera de cortarle las uñas, darle una medicina, o similar, como no sea a traición. Pero ya me he acostumbrado y le acepto. Lo unico que me resulta duro es eso, cuando hay que medicarle o llevarle al vete, es muy difícil. Por lo demás, es lo que decís, cada uno tiene su personalidad y prtender peluches siempre… no es necesario. En la cama me ronronea mucho, y eso es lo que me reconforta; ahí se relaja y confía en mí.

  20. patricia Says:

    Yo tb tengo un gato asi,y vivira conmigo hasta el final. Lo admiro como si fuese un cuadro,y ya está,el vive tranquilo. Aplaudo tu forma de pensar,no todo el mundo es capaz de pensar asi. Enhorabuena.

  21. Me parece precioso lo que dices,y también a mi me bastaría von verle a salvo

  22. Te felicito por tu nota, demuestra tanto amor, tanta empatía, tanto de lo que muchos humanos deberían tener y no tienen. Ten la certeza de que esta gatita sabe como eres y está tranquila y segura, y te lo agradecerá a su manera, te devolverá ese amor que le estás dando, como lo hacen los gatos. Yo nunca había tenido gatos, solo he rescatado perros, y ya van a hacer 2 años tengo una gatita rescatada de las calles, que me eligió para refugiarla, y al principio solo se daba conmigo, pero era muy arisca, y yo instintivamente, sin saber nada de gatos, fuí dejándola, que fuera ella, que fuera tomando confianza… llevó mucho tiempo, pero después de un año, ella está afianzada, se siente segura con quienes están dentro de la casa, y ya no está asustada. Sale menos que antes, porque siente que la seguridad está en su casa y eso hace que esté también menos expuesta a los peligros a los que antes, en las calles lo estaba. No le he prohibído su libertad pues sabemos que a ellos les gusta deambular, pero ella sola ha restringido sus salidas a un perímetro muy seguro y cercano, como si supiera que ahora, no necesita más ir a ningún lugar, que lo tiene todo en su hogar, junto a 2 perros que son luego de un año también, ya sus amigos y compañeros. Te felicito y agradezco a Dios que haya gente como vos que se conmueve por los animales y los rescata y ayuda, y sobre todo, los comprende, es la única manera de poder ayudarlos. Un abrazo en la distancia

  23. Yo también tengo una así, y hay que respetar su carácter y su forma de ser, y se les quiere igual que a los demás

  24. Precioso. Sin palabras.

  25. Beatriz Says:

    Nosotros recogimos una gata maltratada que había vivido años en una jaula.
    Nos costó un año verla, y tres que saliera con la luz encendida, ahora cinco años después viene ella a pedir mimos pero no nos deja acercarnos si vamos nosotros.
    Seguro que algún día podrás tocarla.

    A los que dicen que los gatos de colonia no son felices yo no he recogido ninguno que no prefiera echarse junto al radiador que la calle y todos se han vuelto muy cariñosos.

  26. Cristina Says:

    Estoy totalmente de acuerdo,me ha gustado tu escrito,a nosotros nos pasa igual tengo 9 gatos y uni de ellos Lou no se deja tocar,un dia dicidimos como es salvaje llevarla a la granga de mi suegro que alli hay mas gatos,esta a un 1,5km de nuestra casa,pues al cavo de 4 dias aparecio en casa no se ni por donde subio ni como supo donde vivia pero me la encontre en su camita,si sigue salvaje pero esta en su sitio en su casa❤

  27. Karmelina Says:

    Hop entró en mi vida hace dos años y dos meses. Un gato salvaje que llegó con una pata destrozada y dientes y colmillos rotos. Esa fue la razón de que lo rescatáramos. Le tuvimos que amputar la patita. Me costó dios y ayuda poder cogerlo ese día con una toalla y llevarlo a operar. Esa fue la única vez que lo pude “tocar” en un año y ocho meses y fue a la fuerza por una cuestión de vida o muerte, tenía toda la extremidad gangrenada. A partir de ahí él iba haciendo sus acercamientos pero muy muy despacio. Con el resto de los gatos se llevó bien desde el principio. Un día al cabo de este tiempo, un año y ocho meses, me acerqué con mucho sigilo, me miró asustado, lentamente le acerqué la mano para que me oliera y así lo hizo, de ahí pasé a acariciarle con mucho cuidado y él no se movía y sentí como empezaba a ronronear. Casi lloro de emoción!! Lo estaba tocando y acariciando y él estaba agradecido!! Paré al poco porque no quería abusar de esa confianza bendita.A partir de ahí poco a poco Hop iba haciendo más acercamientos en busca de esas caricias y rascaditas que le gustaban tanto. Hace un mes empezó por primera vez a subirse al sofá a mi lado primero y luego a dejarse tocar en él.
    Yo vivo en una casa y mis gatos (tengo cinco) entran y salen y se van al bosque y vuelven, en fin, que viven en semilibertad. En todo este tiempo Hop podía haberse ido y no solo no lo ha hecho sino que es el que más tiempo pasa en casa conmigo pudiendo salir cuando quiera. Es una cuestión de tiempo y de paciencia, ellos saben muy bien que no les vas a hacer daño, simplemente se asustan porque su anterior vida salvaje los tiene acostumbrados a salir corriendo al menor ruido o movimiento extraño. Mucha suerte y sigue así!!

  28. A nosotros nos pasó igual, un experto en felinos visitó nuestra casa y ellos están deseando el cariño pero se lo impide el miedo. La única manera de solucionarlo, en nuestro caso, era enfrentándolo.
    Cerrado donde no pueda escapar, acercándonos a él poquito a poquito (15 minutos aprox)hasta llegar a rozarle los pelitos. Al rozar, zarpazo, y no podíamos dar señales de quitar la mano de ninguna manera, y el primer día ya se resignó y hasta se tumbó encima de la mano, así durante semanas. Al final dormía en la cama con nosotros y jugaba.
    Mucha paciencia y demostrar que no le tenemos miedo ni vamos a dañarlo aunque nos llevemos un zarpacillo. Espero que esto sirva de ayuda….

  29. Agurttzane Says:

    Yo tengo uno parlanchin pero cada vez q le coger se kieren ir y pega unos chillidos como si le estuvieras haciendo algo . En el suelo te deja todo lo q kieres tocarle y demás pero brazos no

  30. Tu gata no se deja tocar no porque te tema, ya que si duerme a pata suelta es porque se siente segura. Tu gata no se deja tocar porque te odia. Siento darte esta mala noticia, pero créeme, es así. Sé que habrás actuado con ella con la mejor intención, pero desde el respeto te digo, seas quien seas, que has actuado también desde la más profunda ignorancia. Un gato feliz y agradecido siempre, siempre es cariñoso,unos más y otros menos, como las personas. Pero tiene razón la persona que te escribe en tu blog que la gata está resignada y no es feliz. Es verdad que ella necesita y valora la comida, el hogar y el amor que le das o pretendes darle, ella lo sabe. Pero necesita la libertad para ser feliz. Ella es inocente y le ha caído cadena perpetua y tú eres su carcelero. Un fantástico carcelero, pero un carcelero para ella. Si de verdad la quieres yo te recomendaría que la dieras en adopción a alguien que la pueda tener en su casa pero que viva en un pueblo o en una zona residencial donde pueda salir a la calle en condiciones razonables de seguridad. Ella siempre volverá y puedes preguntar a esa persona si se deja acariciar por ella. Te vas a llevar la sorpresa y la lección de tu vida. Y habrás rematado una gran obra. Enhorabuena por tus intenciones y te animo a rematar la faena.

  31. Preciós i emotiu… generositat en majúscules.

  32. Antonietta Says:

    Mi gata tampoco es cariñosa, no le gusta que la toque. Pero le gusta estar conmigo, a un metro de distancia. Mientras trabajo o hago cosas viene y se duerme cerca.

  33. KatLeesi Says:

    Es un gran acto de amor aceptarlos tal y como son. Por los pocos detalles que das, no es fácil saber si es una gata feral, o una gata que alguna vez fue doméstica y está muy asustada.
    En el segundo caso, necesitarías ayuda profesional para que pueda superar su miedo, por que es una pena que sienta miedo en la que es su casa. Viviendo en Barcelona tienes muchísimas opciones: podrías contactar con el Educador de Gats, o con la chica de Terapia Felina, o con algún etólogo. No es caro y puede cambiar la vida de tu gata.
    Si te rehuye de esa manera, perfectamente puede ser una gata plenamente feral, y estar muy infeliz en tu casa, ya que la mayoría de gatos ferales no son domesticables (aunque hay excepciones, yo conozco alguna). Sólo un profesional podría hacer una valoración correcta y ayudaros, nadie más está calificado para ello. Un pequeño truco que podrías probar, es intentar hacer el “beso del gato”, un parpadeo lento mirándole a los ojos. Si alguna vez te parpadea de vuelta, es que comienza a confiar en ti.
    Mucha suerte y gracias por tu gran generosidad al cuidar de esta gatita. Hay gente que tira la toalla a la primera dificultad, y tu estás ahí, persistiendo y ayudándola pese a todo y aceptándola como es. Sólo te pediría que dieras un pequeño pasito más y descubras qué tipo de gata es e intentes ayudarla a superar sus miedos con alguien que sepa entenderla.

  34. Cristina Says:

    Que bonito, así es como te das cuenta de lo grande que es tu amor hacia ellos, incondicional…. Enhorabuena por el post, y seguro que aunque no se deje tocar, te agradece desde el fondo de su corazoncito que tú seas e intentes ser su amiga, de verdad, un besote!!

  35. Hola , me pasa igual como mi gata sofi , la tengo por que su madre la parió en el patio de mi casa y cuidamos de los gartitos cuando la madre ya entendía que los debía dejar , sino los otros fue difícil agarrarlos no se dejaban tocar y nos quedamos con sofi jamás se deja tocar oh cargar se va corriendo aunque le hechen comida oh lo que sea y pienso que es por que la mama los cuidaba mucho cuando nos intentábamos hacercar para hecharle comida teníamos que alejarnos por que ella gruñia y cosas así y pienso que sofi salio así también pero aun así me encanta tenerla un día le dije a mi papa que lo único malo es que ella no se deja agarrar y el me dijo y para que ella quiere que la hagarres los animales no son para agarrarlos pero si para cuidarlos y nunca ma más me sentí mal quede conforme .

  36. Nereida santiago Says:

    Yo tambien la coji grande y no se deja tocar pero se esta rascando demaciado el oido y grita haveces se va detras de mi a la cocina pero cuando ve q la estoy mirando se va corriendo y ya la temgo hacen como tres año y estoy q no se q hacer tengo 8 gatos mas y numca tuve ese problema todos se llevan y estan acostumbrado a ella y ella a ellos deverdad no se q hacer pq quiero ponerle petArmo en el cuello y no se como…

  37. Yo tb tengo un gato q no se deja tocar..salta x los aires cnd t acercas demasiado.. e visto q t escriben diciendo q tengas cuidado xq puedeq deba estar en la calle, yo creo q si sabes q es feliz en casa es lo mejor q as podido hacer. Mi mandela un dia se cayó x la terraza una altura de 3m. Fue xq se asusto. Tarde 10 dias en recuperarle xq n se deja tocar. Podía a ver sido libre, podia irse con otros gatos callejeros, xo el solo keria volver. Deje la ventana del garaje abierta y entro solo, delgado sucio y asustado.. xo cuand vio al resto de mis gatos le cambio el gesto. Se veia feliz. A podido irse a la calle más veces xo no kiere, el kiere un hogar y estar cerca de nosotros xo sin tocarnos.

  38. Una de mis gatas, Gala, tiene miedo. Desde que llegó a casa hace tres años siendo ya una gatita de dos, huía y casi no podías acariciarla. Ahora, cuando oye un ruido todavía se sobresalta, pero con paciencia y sin pedirle nada, ella confía en mi y ya jugamos juntas y me adora como yo a ella. Ya puedo acariciarla y duerme conmigo. El proceso ha llevado su curso, pero ha cambiado y sabe que en casa está querida y protegida. Son adorables y es una pena que les hagan sufrir. Gala tuvo que tener muy malas experiencias, porque se le nota. Saludos.

  39. Comparto tu sentimiento.
    Una de mis abuelas va a cumplir unos 24 años. Tarde unos 10 en tocarle con un dedo la cabecita unos segundos (mientras dormia claro)… però hoy, si estoy en el sofá sin más humanos, se me acurruca cerca para que la acaricie y le doy algún BESO !! Es brutal lo que siento y significa.
    Tengo que reconocer que Màx mi perro lo consiguió antes que yo.
    Felicidades por sentir tanto amor

  40. yo tengo una así también…aunque la mía no se deja tocar en un 85% de las ocasiones….15 de cada 100 veces le puedo acariciar la cabecita antes de que se canse y me muerda la mano (pero valió la pena el mordisco..jajaja)…Yo siempre le digo que está prohibido ser tan bonita y tan gruñona a la vez, porque atrae a las caricias …si ella quiere ser gruñona tendría ser más feota (como si eso fuera verdad) jajaja

  41. Maravillosooooooo

  42. Me he emocionado muchísimo leyendo tu post, porque estoy en la misma situación, tengo una gatita salvaje adoptada que no se deja tocar. Ahora mismo la veo jugando, saltando y feliz, con su tripita llena y bajo un techo.
    Lo que más rabia me da de no poder tocarla es que no vaya a sentir lo que es una caricia, que le rasque el cuello despacito… ays… solo la tengo 2 meses, y ha hecho muy buenas migas con mi otro gato, cosa que me tranquiliza muchísimo, pues la veo recibir cariño de él. Quizá algún día acepte el mio 🙂
    La recogí una noche de lluvia, empapada y helada, por eso lo último que has dicho ha provocado que los dos lagrimones que estaba aguantando se hayan desbordado… que vivan felices por muchos años.
    Un abrazo.

  43. Gracias por este post. Tengo un gato precioso hace casi un año, y tampoco se deja tocar: cuando lo adopté, había perdido una extremidad y había estado tres de sus seis meses de vida en una jaula pequeña. Y claro, le tenía mucho miedo a los humanos.
    Hoy come malta de mi mano, y a veces duerme a mis pies, pero no deja que lo toque y muchas veces se esconde si entro en la habitación. Pensé mucho que estaba haciendo algo mal, que mi gato no era feliz… Pero entendí, como tú, que es un gato que simplemente no se deja tocar, y aunque no pueda acariciarlo, le demuestro mi amor dándole comida y un techo y hablándole.
    Quiero lo mejor para él, y darle un hogar es lo que puedo hacer por él.
    Sigue así, y que nadie se burle de ti por tener un gato que no se deja acariciar; lo que haces, lo que aguantas, y el amor que le das te hace ser una grandísima persona. Jamás lo dudes: eres grande por no haberte dejado vencer por la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: