Paquito y yo

Paquito y yo

¿Qué podría contaros a l@s que amáis a los gatos que no sepáis sobre mi vida con Paquito? Es un gato tan especial y extraordinario!!

Cuentan que los gatos son reservados, que van a su bola, ariscos y tantos estereotipos más. Pues Paquito es un ejemplo de justo lo contrario. Desde el primer día que llego a casa se muestra sociable, cariñoso, mimoso, dulce, juguetón… Y es que a Paquito le gusta ser el protagonista, el centro de atención de la fiesta!

Paquito me espera en la puerta al llegar, me acompaña arriba y abajo de casa, ya sea cuando cocino a ver si cae algo, acurrucado a mi cara en la siesta o expectante pero a cierta distancia (no le gusta mojarse) cuando estoy en la ducha.

A Paquito le gusta jugar, mucho pero mucho, ya sea escondiéndose en cajas de cartón, persiguiendo el incauto insecto que se atreve a colarse en nuestra ( perdón, su) terraza o cualquier objeto que olvidamos en la mesa de trabajo.

Y saltar, a Paquito le encanta dar saltos. Desde la ventana a la mesa, del sofá a donde sea o saltar sobre sí mismo. Podría ganarse la vida como trapecista en un circo.

Paquito se hace notar… Siempre está ahí, a nuestro lado, esperando que le prestes atención, te busca con la mirada, o te da su patita para que lo cojas. Gusta de caricias y mimos. Ofrece su panza para que se las rasques, entonces te atrapa la mano y lame tus dedos y se estira tal cual largo es para que lo masajees bien. Es todo un sibarita!!

¿Por qué os cuento todo esto aquí? Repuesta obvia. Todo empezó aquí, en el Jardinet dels Gats. Quería una nueva mascota. Buscando en google fui a parar a la web y lo encontré, hace dos veranos. Paquito en realidad no era Paquito, era un gatito rescatado que estaba con una familia de acogida. Rápidamente me puse en contacto con la entidad. Me pasé un sábado al mediodía por la calle Hospital, charlamos, pude comprobar su gran labor, su compromiso, tenacidad, su pasión por los animales. Fue todo tan fácil. A los pocos días, paso previo por el veterinario, Paquito llegaba a casa.

Es la primera vez que recurro a la adopción y no me arrepiento, es más, lo recomiendo! Mi primera gata, Blanquita, me la regaló mi tía Pilar. Yo tenía 4 años. Luego compartiría estudios con la Manchas, mis primeros trabajos después de la universidad con Gina y Coco. Cinta fue mi compañera inseparable en mi nueva vida de cuarentón separado, pero faltaba Paquito. Ahora lo sé. Ahora somos una familia completa. Hasta mi compañero humano (que es de perros) adora a Paquito y Cinta!!
Si nos queréis acompañar os invito a seguir nuestras andanzas vía #paquitostyle.

Saludos!!

foto (1) foto (2) foto (3) (1)

Saludos!!

Anuncios

4 comentarios to “Paquito y yo”

  1. Me hace tan tan tan feliz leer esto… :))))))

  2. Maria Jesús Says:

    Me encanta la historia es parecida a la de mi Moe, a él lo encontre en una higuera, no tenía 1 mes y hacia poco que habia tenido que sacrificar a Lucas mi otro gato, estaba muy malito y yo estaba destrozada, la peor decisión de mi vida, Moe es maravilloso y dulce y muy parecido a Paquito me alegro por vosotros.

  3. tumadreaveces Says:

    Me encanta

  4. Victoria Says:

    Encantador…. gracias por compartirlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: