Vidas cruzadas

Ésta, por desgracia, es una historia común, por suerte, con final feliz.
Un día, una humana decidió tener una cachorrita de gata en su casa. Con el paso de los meses, la cachorrita creció y se convirtió en una gata preciosa, sana, cariñosa, llena de pelos y que entró en celo. Su humana decidió que en la calle se las apañaría, la cogió en brazos y la abandonó a su suerte en unos jardines comunitarios. A finales de 2012, Missi dejó de ser una gata casera y empezó su vida callejera.
Los vecinos vieron como era abandonada, nadie pudo hacerse cargo de ella, muy zalamera pero muy escurridiza. Empezaron a alimentarla, no salía del jardín, la controlaban y mimaban a diario. No molestaba a nadie y se ganó el cariño de muchos.
Al poco tiempo de vivir allí, se dieron cuenta de que estaba muy gordita, no tardaron en nacer sus primeros cachorros. Algunos murieron, a otros se los llevaron algunos vecinos, dos de ellos, un macho gris y una hembrita atigrada igualita que ella se quedaron a vivir en los jardines, eran más asustadizos y se quedaron como los “salvajillos”. Hubo más partos y más gatitos fueron quedando… En enero de 2014 ya eran 2 machos y dos hembras, y de repente Missi volvía a estar gordita.

145

Una asociación, con ayuda de los vecinos, intentó cogerla, pero dado a lo escurridiza que es, desistieron. A finales de febrero la conocí, la vi correr hacia su alimentador como si le fuera la vida (y le iba) y después de ese día cada vez que podía pasaba a ver si la veía. Siempre intento acercarme a los gatos que veo por la calle, defecto o virtud, no lo sé. Casi siempre se apartan pero Missi se abalanzó a pedir caricias.

151

Esa semana hablé con Enrique y con Paqui, junto a otros vecinos les dan de comer pese a las quejas de algunos, todos estábamos preocupados por lo gordita que estaba. Nos coordinamos para cogerla el 3 de marzo, la jaula, la red y el transportín fueron inútiles. Ellos la habían visto parir otras veces, utilizaba un agujero en la pared como nido y allí le pusimos un empapador y una manta. Decidimos volver al día siguiente, cuando estuviese oscuro y hubiese poca gente. La controlamos durante todo el día para tenerla localizada. A las 15h ya estaba en su nido. A las 17h pasé de nuevo y la avisé de que por la noche volvería y me contestó con un largo maullido desde su agujero.
A las 20h del día 4 de marzo, cuando volvimos a buscarla, nos enseñó a sus bebés, había parido esa tarde, 6 vidas comenzaban a luchar haciéndose hueco en su barriguita para alimentarse, luchando contra el frío del invierno en la calle.

182

Organizamos su rescate gracias a El Jardinet dels Gats y a Kan Chispis, el domingo hicimos despliegue. Comenzamos a las 12h, con ayuda de Paqui entretuvimos a Missi con una suculenta lata de sardinas mientras cogíamos a los bebés, me temblaba todo, fui la primera persona en tocar esos cuerpecitos, era emocionante y estresante a la vez, no sabía cómo reaccionaría ella al ver que los cogía. Los puse juntitos en una caja de zapatos. Acababan de comer y estaban súper tranquilitos, ella también y estuvo mucho rato paseándose, y nosotras desesperándonos!!!

205

Pasadas 2 horas decidió volver al nido y allí intentamos cogerla por primera vez. En el video podéis ver lo mal que lo hicimos, ella no quería caer al vacío y consiguió escapar.

http://youtu.be/GmLJserwAtk

Media hora después, repetimos la jugada, esta vez con una toalla Paqui la empujó hacia dentro. Cerramos el transportin y lloramos como tontas después de los nervios que habíamos pasado.
Fuimos a casa después de tener la adrenalina por las nubes y fuimos dando a Missi sus bebés uno a uno, tranquilamente ella los fue cogiendo y los puso a comer. Unas horas después llegaron a su casa de acogida donde “Tita Nuria” los esperaba.

330

Esa misma tarde empezaba una nueva vida para los 7 y para Paqui, que decidió que adoptaría a Missi, después de 2 años viéndola en la calle, ahora que todos sus bebés han sido adoptados, la puede ver estirada en la cama y en el sofá, contemplando los jardines desde la ventana y sabiendo que nunca volverá a estar en la calle y no volverá a parir.

77dab68fffd6229cb31178802da5b67b ff66ea1dfec218e56a7f257bf644fb16

 

Anuncios

2 comentarios to “Vidas cruzadas”

  1. GRACIAS!! Por tanto Carinio y respeto a la vida de los animales! Heroes!

  2. Victoria Says:

    Uff….impresionante historia la de Missi…. afortunada de encontrar tan buenos humanos en su camino….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: