La importancia de la adopción

Nos gustaría compartir con vosotros nuestra experiencia como adoptantes. El año pasado adoptamos a Ágata, la primera de nuestras peludas, y ahora poco más de un año después, nos animamos a adoptar a otro gatete.
La introducción de Om en casa ha sido un proceso duro y estresante, tanto para las gatas como para nosotros dos, pero ha valido la pena… y mucho. Los siguientes párrafos son de un correo que escribimos al Jardinet una de las veces que estuvimos a punto de tirar la toalla. Esperamos que no desanime a nadie, pero es bastante ilustrativo de lo que sentíamos en ese momento. Aunque no lo llegamos a enviar, nos sirvió para ordenar las ideas, decidir buscar la ayuda de un etólogo y trabajar más y durante más tiempo la adopción.
“A mí me queda un regusto muy amargo. El hecho de acoger, con la intención de adoptar, a un animal es un compromiso y una responsabilidad muy seria. Pensar en el cambio me hace sentir como si estuviera devolviendo unos zapatos o una prenda de ropa que no me sientan bien o que he comprado con la talla equivocada. Y me cuesta pensar en hacer eso con un animal.
[…]
Me apena mucho y aún me está costando más digerirlo, pero creo que lo mejor es que Om vuelva a su casa de acogida. No sé si se acabarían adaptando, pero el momento más pacífico en cuatro días de contacto fue ayer y al final, cuando creía que íbamos bien, se echó todo a perder y de mala manera.”
No podía estar más equivocado en cuanto a las gatas, pero si lo estaba en cuanto a nuestra manera de gestionar la situación.
Ahora tenemos claro que lo más importante a la hora de adoptar a un segundo peludo es la paciencia, saber medir bien los tiempos y persistir. Los gatos son animales territoriales y muy acomodados en la rutina. Cuesta mucho el que se acostumbren al cambio.
No exageramos cuando decimos que era como vivir con dos monstruos: bufaban, gruñían, se les erizaba el pelo, hacían sonidos guturales, se marcaban danzo zarpazos… era muy angustiante. Durante esos días Om se ganó su apodo de Gollum, ahora ya adaptada Gollumeta, y Ágata dejó de ser nuestra gata sofá/bola de pelo pelota de siempre.
La adaptación no está siendo fácil, digo “siendo” porque aún estamos trabajando con ellas y Om aún se muestra algo retraída. Según el etólogo de nuestro veterinario, el proceso de adaptación puede llegar a durar hasta cuatro o cinco meses. En el tiempo de escribir estas líneas llevamos dos meses de trabajo. De todo este tiempo, casi tres semanas han sido tiempo en que hemos tenido que mantener a las gatas aisladas la una de la otra para hacer una introducción paulatina mediante el olor. Otras dos han sido de contacto supervisado y siempre con latita y chuches de por medio. Ahora ya van tres de convivencia y con todo el piso abierto.
Ni todos los gatos ni todos los procesos de adaptación son iguales, pero lo que debéis tener en cuenta si os decidís a dar el paso es que no debe faltaros la paciencia. Veréis que vuestro “antiguo” gato comienza a hacer cosas que antes no hacía y deja de hacer otras que antes sí que hacía. Veréis como se pone borde o incluso como os marca si oléis a “intruso”. No desfallezcáis. ¡La persistencia tiene premio! Y no es un premio sólo para vosotros, también lo es para un animal al que le habéis dado un hogar y para otro al que le ofrecéis un compañero con el que pasar las horas y hacerse compañía mutuamente.
Aunque lo hemos pasado mal, incluso muy mal dependiendo del momento, el ver a Ágata y Om tiradas en el sofá, persiguiéndose entre ellas o a nosotros por el piso, maullando a coro pidiendo latita o juegos, haciendo la croqueta o ronroneando al estilo Crucero Imperial o imitar los comportamientos y reacciones la una de la otra no tiene precio.
Del estracto del e-mail que hay un poquito más arriba sólo hay una frase que valga la pena y que no se debe olvidar:
“El hecho de acoger, con la intención de adoptar, a un animal es un compromiso y una responsabilidad muy seria.”
El resto no vale nada. Porque lo único que necesitáis es paciencia, persistencia y cariño. Lo demás son el tiempo y los gatetes. Ellos os irán pidiendo lo que necesiten, cuando lo necesiten.
Saludos,
José Luis y Mireiagatufas IMG-20140826-WA0003 20140809_104222(1) 20140809_104146

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: