El placer de la acogida

Kim Skinner y su pareja Alec Snook nos relatan su experiencia como casa de acogida de Shinji, aún lo tienen en casa y Shinji no ha sido un gato fácil pero se puede decir que ha encontrado “la horma de su zapato” y por lo que parece se han ayudado mutuamente. Una historia preciosa que nos enseña que en las acogidas damos un poco de nosotros y los gatos también nos dan mucho de ellos. Es poco lo que necesitan, un hueco en el sofá, un cuenco con agua y pienso y, eso si, amor a raudales, porque eso es lo que les hace superar sus traumas.

En esta historia, todavía en curso, pues Shinji aún está en acogida esperando su hogar definitivo, veremos como la acogida ha sido una terapia para las dos partes. Shinji necesitaba amor, comprensión y una casa y esta encantadora pareja necesitaba superar una perdida. Leer atentamente, seguro que os sentiréis identificados en algún momento.

 

“Hola a todos. Quería compartir un poco mi experiencia de ser casa de acogida con la esperanza de animar a otras personas a hacer lo mismo.

Mi pareja y yo acabábamos de perder a nuestra gata, Minnie, y estábamos desolados. Tomamos la decisión de ser casa de acogida y fuimos a El Jardinet Dels Gats para conocer a la muy buena gente que trabaja allí. Entonces conocimos a Shinji. Estaba en una box hacía dos meses ya que no podía estar con otros gatos. Estaba bastante enfadado, y triste por estar en el box durante tanto tiempo. Sabíamos que iba a ser un reto pero queríamos ayudarle. El día siguiente lo recogimos y lo llevamos a casa.

En pocas palabras, en poco tiempo se había acostumbrado a nosotros y nosotros a él. Resultó ser súper cariñoso y todo un personaje. Me sigue a todas partes, es muy juguetón, y nos encanta echar la siesta juntos. Pero lo más importante es cuanto nos ha ayudado a sobreponernos de la pérdida de nuestra Minnie mientras nosotros le hemos ayudado a él. ¡Qué simbiosis más bonita!

No sé cuanto tiempo estará con nosotros antes de ser adoptado pero disfrutamos cada día con él. Es una experiencia muy especial y se lo recomendaría a cualquiera que quiera hacer algo muy gratificante, a la vez dejando que El Jardinet tenga espacio para otro gato. ¡Probadlo!

Os dejo unas fotos de Shinji, ‘antes’ y ‘después’. ”

 

 

10687038_625726477536041_4952587540072836854_n

10646760_625726600869362_3147956895055954115_n

 

10420334_625726674202688_7673024616549410743_n

1048053_625726747536014_9003857875446178156_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: