Mis segundas Navidades

Hoy celebro mis segundas navidades…. Me llamo Trasto, tengo un año y medio. Mis primeras navidades fueron en casa de una Señora de 84 años. Me quería, pero no sabía cuidarme. Por un capricho humano, me separaron de mi madre siendo muy pequeño. Una señora quería criar un gatito a biberón, y así lo hizo.Sufrí mucho la separación de mis hermanos y mi madre. No tuve un ejemplo felino a seguir.

La Señora me dio biberón y me cuidó, pero no supo enseñarme disciplina. Jugaba a morder pero no estaba allí mi familia felina para ayudarme a entender que los mordiscos hacen daño, los límites entre el juego y el dolor.

Soy muy movido, me metía entre las piernas, rompía muchas cosas domésticas y finalmente decidieron que ella no podía seguir cuidándome.

La haría caer cualquier día, le mordía y le hacía heridas, yo no entendía nada. Sólo quería pasármelo bien y jugar.

Me cedieron a la Asociación El Jardinet Dels gats, allí me recibieron muy bien. Jugaba fuerte, pero me entendían. Me llevaron a una casa de acogida con otra gatita para que me enseñara a controlar mi energía, pero eran tantas mis ganas de jugar, que la agobié mucho, me tuvieron que volver a llevar al Jardinet.

Esperé unos días, una familia me adoptó, pero mis juegos y mordiscos hicieron que un miembro de la familia me cogiera mucho miedo, volvieron a devolverme.

Yo no entendía nada, soy un gato bueno, me encantan los humanos y los gatos, ronroneo con facilidad para que sepan que no soy peligroso, pero me tenían miedo.

Después de varios días en una jaula, una de las voluntarias del Jardinet me llevó a su casa.
Tiene 5 gatos más, qué maravilla!!! Muchos compañeros con quién jugar!!!! Allí vivía también un chico, estaba pasando por un momento malo y estaba muy triste, me di cuenta de que cada vez que me veía se ponía contento, sonreía y se olvidaba de su problema. Decidí adoptarlo, el pobre me necesitaba.

Jugaba con él muchísimo, le mordía y me enseñó que hacía daño, que tenía que controlar la fuerza, pero me ayudó mucho y entendía que necesitaba su ayuda, nos necesitábamos!!!

Y aquí estoy, después de 6 meses, pasando mis segundas navidades.

Ya he firmado su adopción, le muerdo menos porque así está más contento, y él me respeta y entiende que soy así por culpa de los humanos.
Por favor, NO PERMITAS QUE SEPAREN A LOS CACHORROS DE SUS MADRES ANTES DE LOS DOS MESES!!! ES PELIGROSO PARA LA SALUD Y PUEDE SER UN PROBLEMA DE SOCIALIZACIÓN. Y LAS PERSONAS MAYORES TIENEN QUE ADOPTAR GATOS MAYORES!!!
FELIZ NAVIDAD!!!!

Una respuesta to “Mis segundas Navidades”

  1. Marta Ordoño Says:

    Precioso.Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: